Artículos

¿Progreso para todos?

Josmell Muñoz
Escrito por Josmell Muñoz

Con treinta mil soles puedo comprar veinte mil kilos de papas. Seis mil kilos de limones. Doce mil kilos de tomates. Tres mil setecientos cincuenta kilos de pollo. Mil trescientos sesenta kilos de carne. Diez mil kilos de arroz. Cinco mil botellas de aceite. Diez mil tarros de leche.

Con treinta mil soles puedo comprar ciento quince canastas básicas para alimentar a una familia un mes. Si multiplico esta cifra por diecinueve, en total serían dos mil ciento ochenta y cinco familias que podría alimentar.

Escribo la cifra de treinta mil soles porque treinta mil es el sueldo de un Ministro de Estado en nuestro querido país (en el mejor de los casos, sin viáticos y otros). Multiplico por diecinueve porque son diecinueve los Ministros. Escribo treinta mil soles porque, desde inicios de este año, el “gran” gobierno de la “inclusión social” decidió, mediante Decreto de Urgencia, duplicar sueldos a mil funcionarios y Ministros de Estado. ¿A fin de qué? Bueno, en palabras del actual Ministro de Economía, a fin introducir “tecnocracia”, “meritocracia” y tener “funcionarios eficientes”.

¿Inclusión social para los de arriba? ¿Progreso para todos? ¿O solo para los amigos del gobierno? Algunas pequeñas cifras aquí, mientras en el Perú un Ministro gana treinta mil soles; en Colombia un Ministro gana veinte mil soles; en Argentina, diez mil novecientos soles; en Uruguay, diecinueve mil quinientos soles; y en Ecuador, diecisiete mil soles.

¿Funcionarios eficientes? Solo para dar un ejemplo, si se hubiese continuado el crecimiento económico exitoso del Presidente García, con un Gabinete cuyos ministros ganaban quince mil seiscientos soles (mitad de lo que ganan ahora), a un crecimiento económico anual del 7%, HOY EN EL 2014, HUBIÉSEMOS OBTENIDO UN MILLÓN DE EMPLEOS MÁS. Ahora, en el actual gobierno del Presidente Humala, con un Gabinete ganando treinta mil soles y a un crecimiento de 4.2%, hemos perdido esa oportunidad y, encima, seguimos regalando más de doscientos ochenta y cinco mil soles mensuales a unos Ministros que en teoría, en letra y en decretos, deberían ser “eficientes”.

¿Desde cuándo eficiencia se convirtió en mediocridad?
Mientras en nuestro país un Ministro gana treinta mil soles, Brasil se puso lo pantalones y, al 2015, aumentará 8,8% el sueldo mínimo, llegando este a $350 dólares mensuales. Mientras un Ministro gana treinta mil soles, el sueldo mínimo en Chile asciende a $380; en Colombia, $330; y en Argentina, $428. Pero no olvidemos lo más importante, mientras un Ministro gana treinta mil soles, en el Perú el sueldo mínimo es de $270, CUARENTA VECES EL SUELDO DE UN MINISTRO DE ESTADO.

Mientras un Ministro gana treinta mil soles, un joven tiene que subsistir con un sueldo mínimo de setecientos cincuenta soles y, aún con eso, a los independientes se les obligó arbitrariamente reducir sus ingresos con el aporte a la AFP. Claro, como los Ministros ganan treinta mil soles.

Un joven en promedio gasta al mes aproximadamente ciento veinte soles para transportarse al trabajo, a la universidad, al instituto o a su casa. Aproximadamente otros doscientos cuarenta soles para la comida diaria, digo ¿todos comemos no? Quedando un restante de trescientos sesenta soles. ¿Trescientos sesenta soles mensuales son suficientes para vivir, para cubrir necesidades básicas, para ayudar en casa o para darse algún gusto? Claro que no; pero no importa, que los Ministros sigan cobrando sus treinta mil soles.

Nuestro país es distinto porque ya no crece, cada vez hay menos producción y aumenta más el desempleo. ¿Inclusión social? ¿Progreso para todos? Mucha publicidad y pocas obras. Mientras los Ministros y los altos funcionarios se duplican el sueldo, los jóvenes que creemos en nuestro país seguimos trabajando por hacer un Perú mejor. Exigimos lo que nuestro país necesita: UN ESTADO MÁS EFICIENTE, con políticas concretas que impulsen la creación de más puestos de trabajo y oportunidades para los jóvenes.

No premiemos la mediocridad de poner al país en piloto automático.

EFICIENCIA PARA QUE EL PERÚ CREZCA. Esa es la lucha de los jóvenes.

*Los sueldos son aproximados y dependen del tipo de cambio vigente.

Comentar